Experiencias Anteriores

¿Qué dicen los adolescentes que participaron de las experiencias anteriores?

 

“Muchos momentos quedaron marcados en mí, la Argentinafogata, las tardes en la playa, momentos compartidos con amigos, los experimentos, hacer el “congreso de científicos” definitivamente me voló la cabeza, fue genial; ahí realmente sentí que me ponía en los zapatos de un verdadero científico. Me gusta también la forma de ver algo por primera vez, por eso agradezco que nos sorprendan todo el tiempo, es genial.”

 

 

f07

“Creo que las mejores cosas que aprendí no están relacionadas con la ciencia propiamente, pero si con la educación y la capacidad de aprender y crecer: yo he aprendido mucho sobre cómo hacer y enseñar la ciencia, y como ella puede ser una herramienta adaptable y lógica en nuestras rutinas: sea en una ciudad o en el medio de un río helado.”

 

verano_07_08_244

“Espero que en el futuro muchos más chicos tengan la posibilidad de venir y ver, acompañados de este paisaje, lo hermosa que es la ciencia cuando la compartes con con gente tan especial como vos mismo. Eternas gracias, este campamento se queda en mi corazón para siempre.”

 

 

ExpC2010 D (11)

“Creo que acá me picó el bichito de la curiosidad.”

 

 

 

 

 

 

ExpC2010 B (28)

 

 

“Me dieron una nueva manera de pensar, una nueva familia, y sobretodo, una terrible confusión vocacional (la cual les agradezco de corazón). “

 

 

“Las ideas que me volaron la cabeza fueron aquellas que me hicieron pensar diferente.”

f10

“La actividad que realmente me marcó fue la de medir el caudal del río. Me mostró, sin lugar a dudas, que el trabajo en equipo es imprescindible.”

Argentina

“El hecho de poner en “OFF” lo que sabíamos y verlo a través de los ojos de las personas que lo vieron por primera vez, me hizo entender que la ciencia va más allá del conocimiento. Es preguntar, observar, descubrir,compartir y perseverar.”

 

 

DSC_0361

“Hubo dos momentos en los que mi felicidad superó los límites normales: la noche en la que nos sentamos a observar la luna y durante la charla de carreras. En ambos casos me sentí en familia. Sentí que cada una de las personas con las que estaba compartiendo el momento eran parte de mi y que los conocía desde hace muchísimo tiempo atrás”