Caminando con Científicos

CcC 1 PORTADA

 

Caminando con científicos invita a compartir la actividad física y la actividad intelectual en un contexto amistoso y relajado, a explorar ideas y recorridos con personas interesantes.

Es nuestra experiencia que muchos intercambios se dan de manera alegre y natural al realizar largas c10455639_10152677572197124_2648583805261691494_naminatas. Quizá porque uno tiene tiempo, quizá porque el recorrido brinda estímulos a los sentidos que nos ponen de buen humor, quizá por las endorfinas liberadas con un poco de ejercicio, o quizá simplemente porque es lindo compartir con alguien una actividad, en vez de estar sentados. Caminando con científicos es una manera de charlar con otros, con quienes quizá compartas algunas cosas y tengas interesantes diferencias. 

Estas caminatas están abiertas a todos, especialmente a quienes tengan interés por conocer gente curiosa. Viene gente de Expedición Ciencia, chicos que han venido a los campamentos y también científicos allegados al proyecto. Uno puede encontrarse allí con físicos, neurobiólogos, estudiantes de medicina o de biología, matemáticos; algunos son capos en lo que hacen y otros recién están empezando. Seguramente habrá gente a quien le gusta mucho la ciencia aunque no sea su trabajo y otras miles de formas de ser curioso y querer aprender de manera divertida.

El objetivo de la actividad es pasar un buen rato, hacer ejercicio físico y mental y relacionarse con otros.

11074266_10152677571002124_5833620865429580466_nCada caminata comienza en un punto determinado de una ciudad y tiene un recorrido preestablecido de varios kilómetros. Antes de empezar se hacen unos juegos para poder conocernos un poco y que durante la caminata uno pueda charlar con gente que antes no conocía. Hay una o dos paradas intermedias para descansar, hidratarse y disfrutar de alguna actividad sorpresa. En el punto de llegada hacemos un pic-nic (cada uno debe traerse sus vituallas). Durante el pic-nic o inmediatamente después de él, un científico especialmente invitado nos dará una muy breve y amena charla.

La idea es simple. Pero hay algunas reglas de etiqueta del caminante científico. Primera regla: no andar preguntando cada tres cuadras cuánto falta. Segunda regla: si alguien quiere caminar a tu lado y charlar, no se le puede negar. Todos somos amigos en 10421193_10152677571657124_3244236139659733019_nCaminando con científicos, aunque no nos conozcamos. De hecho, el caminar es una buena forma de conocer gente nueva.

Quizá Caminando con científicos sea tu oportunidad de preguntarle a un físico finalmente cómo es la Teoría de la Relatividad, o quizá estés en cuarto año y no sepas qué estudiar y te ayude compartir unos kilómetros de charla con un estudiante joven de química, o quizá quieras saber más sobre Expedición Ciencia porque no sabés si ir o no al próximo campamento o quieras conversar sobre los abordajes educativos que ensayamos. Todo esto y más se puede hacer con un poco de oxígeno mientras caminamos.
No se olviden de traer ropa cómoda, un buzo extra, mucho agua, repelente, protector solar y buen calzado. Lo demás, fluye solo.